Atención Temprana

Sesiones a domicilio, centro escolar o en consulta.

Se entiende por atención temprana el conjunto de intervenciones dirigidas a la población infantil de 0 a 6 años, a la familia y al entorno, que tiene como objetivo dar respuestas lo más pronto posible a las necesidades transitorias y/o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Trato a los niños/as que presentan retrasos o alteraciones del desarrollo del lenguaje comprensivo y expresivo (Trastorno Específico del Lenguaje: ( T.E.L.), retrasos o alteración del desarrollo fonológico, retrasos o alteración del habla (dislalias), alteraciones en el desarrollo de las habilidades del lenguaje pragmático y social (trastornos del espectro autista).

¿Qué es la Disfasia o el Trastorno Específico del Lenguaje?

La disfasia o el trastorno específico del lenguaje (TEL), es una alteración del lenguaje que produce una dificultad con el lenguaje que no está causada por ningún déficit evidente a nivel físico, sensorial, intelectual o emocional, y que puede afectar al desarrollo del vocabulario, la gramática y las habilidades conversacionales.

Este déficit en el lenguaje oral se caracteriza, además de por un retraso cronológico en la adquisición del lenguaje, por importantes dificultades específicas para la estructuración del mismo, produciéndose así, conductas verbales anómalas que se traducen en una desviación respecto a los procesos normales de adquisición y desarrollo del lenguaje conversacional.

¿Qué es la Dislalia?

La dislalia es un trastorno de la articulación de un fonema o grupos de fonemas debida a alteraciones funcionales de los órganos periféricos del habla (labios, lengua, velo del paladar).

Se trata de una incapacidad para pronunciar o formar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas. Las alteraciones más frecuentes y conocidas son el rotacismo (dificultad para pronunciar la /r/), sigmatismo (alteración del fonema /s/), lambdacismo (ausuncia del fonema /l/), etc.

¿Qué es el Retraso Simple del Lenguaje?

El retraso simple del lenguaje es un trastorno que presenta un desfase cronológico con respecto al desarrollo normal del lenguaje.

Estos niños tienen un retraso simple en la aparición o en el desarrollo de los niveles del lenguaje (fonológico, morfosintáctico, semántico y pragmático) presentando dificultades en la comprensión, y, en mayor medida, en la expresión. El retraso simple se da en niños que no presentan, por lo tanto, ningún tipo de patología, pero que por cualquier circunstancia tardan más tiempo en alcanzar la comprensión del lenguaje.

¿Qué es la Terapia Miofuncional?

La Terapia Miofuncional se encarga de prevenir, valorar, diagnosticar y corregir las disfunciones que pueden interferir, tanto en la producción del habla como en las diferentes estructuras del sistema orofacial, desde el nacimiento hasta la vejez; en otro sentido, es una disciplina que colabora con la medicina y la odontología (ortodoncista, otorrinolaringólogo y también en la terapia del lenguaje).

El objetivo principal de la Terapia miofuncional es la creación de una función muscular orofacial normal, y así, ayudar al crecimiento y desarrollo de la oclusión normal. La principal razón de ser de los ejercicios mioterapéuticos es lograr la adecuada coordinación de la musculatura orofacial.

¿Qué es el Mutismo selectivo?

El mutismo es un trastorno adquirido que consiste en la desaparición del lenguaje existente sin que exista agresión cerebral.

Se trata de un trastorno caracterizado por una notable selectividad de origen emocional en el modo de hablar, de tal forma, que el niño demuestra su capacidad lingüística en algunas circunstancias, pero deja de hablar en otras circunstancias definidas y previsibles. Es típico que el niño hable en casa o con sus amigos íntimos pero permanezca mudo en la escuela o ante extraños. Pueden presentarse también otras formas (incluso lo contrario a lo descrito).

¿Qué es la Deglución Atípica?

Es la reeducación de los hábitos orofaciales (deglución atípica) y respiratorios, que originen o empeoren las maloclusiones dentales y orales.

La intervención logopédica consiste en enseñar al niño la correcta mecánica de la deglución con ejercicios linguales y del resto de músculos implicados en la masticación para que dejen de ejercer presión sobre las piezas dentarias así como reeducación de los fonemas alterados.